Beetlebum

Posted on 19:47 by Tres Libras | 0 comentarios

"...And when She lets me slip away
She turns me on, all my violence is gone
nothing is wrong
I just slip away and I am Gone
nothing is wrong, She turns me on
I just slip away and I am Gone..."


(Que hermosa que estás hoy caminando en mi cabeza). Por fuera todos creen creer que creen saber algo nuevo, se creen originales, y olvidan el origen de sus cosas, sus gustos del presente, su pose modificada aunque también se piensen incorruptibles y especiales; crucificadas en su memoria selectiva están las Influencias, el empujón original: tal vez una simple foto o frase o dicho o elixir tomado de otro, otra, otros, un espacio o la nada hablando fuerte al aire en un justo instante; cada cual-la masa, se abraza al olvido, para ser inolvidable. (Que hermosa estás hoy, tus pasos por los pasillos de mi, también, poco original cabeza). Mares de seres únicos se abalanzan sobre un mismo pedazo de carne,... "únicos", si, desde ya que si; clavo mi Ego contra las paredes de esta celda infestada de voces ajenas, NO SON MÍAS, fuerte con el martillo porque, NO SON MÍAS, lo reconozco y el fino acero traspasa esta egolatría de sentirme Cala que florece en verano; es otoño y crezco y crezco, blanco como las demás,... exacto, alargada flor, exacto, “diferente”. Lo reconozco, vivo con ello, me salva,... (Hermosa y de andar displicente y elegante drogándome, que hermosa estás hoy, tan hermosa danzando sobre mis neuronas). -La coma y la Luz- pero hace años que no leo algo nuevo de alguien nuevo que diga algo nuevo en alguna página que flote y me pegue en la frente por el simple azar de que así debía de Ser; todos muertos y de miradas perdidas son mis "amigos de la Idea" que sonríen al sonido de mi tarro por los garrotes pidiendo agua que calme la sed de un desconocido decir que ilumine la oscuridad de mi falta de sorpresa. El plástico cae derretido y moldea una figura rebelde más, una moderna antigüedad, vista y vista y aceptada por el populi ciego con la demencia senil del tiempo que todo les borra y adoran y adoran un ídolo de arcilla que imita cientos de oro que no van a aceptar parte de su historia. (Más Belleza no se puede pedir, ahora sentada en el rincón que solo Vos conocés; mirando el hondo cielo filtrar sus gotas dentro de mí, y cubriendo lo más importante, lo menos, cubriéndolo todo salvándolo todo; más belleza no se puede, no). "¡Abajo!" -ordena el general- "¿Cuánto más bajo, señor, mi señor?" -contesta el soldado-. Todos adiestrados, mascotas de vidriera, de departamento perfumadas, y listas para la venta; bonitos blancos conejos, felices correteando por el pasto pensándose reyes de un campo en un diminuto jardín correteando. Obedientes corderos y aúlla el Lobo entre ellos, los deja caminar para ver cual renguea aunque no quiere ese, quiere al más fuerte, sano, y difícil de cazar, porque esa es su esencia; todos renguean de lo más lindo y más aúlla Lupus, porque no ve desafíos mas que,... (Que hermosos tus pasos por mi cabeza). Edificios que cubren el Sol que apunta a las costas de ESE Mar en la mejor de las horas, le quitan los rayos a mi monumento preferido –Ella si que sabía brindar el sabor de lo irrepetible y escapar a tiempo para no imitar ya nunca jamás lo hizo ni lo hará- ¿Quién dijo de una regla o dirección? ¿Quién se atrevió a hablar de lo imposible? Solo espejismos pueden haber sido si nada impide nada de nada –Ella no quiso nadar, ya no más- pero el astro no le llega porque hay que hacer espacios para que entren más animalitos en mi pueblo dónde el césped del que se alimentan cotiza caro al calor, tan caro cotiza que no importa más que lo caro que cotiza; cuando el frío se presenta a mi hermoso pueblo más hermoso con el frío, escapan perdiéndose su verdadero rostro. Los espanta la tormenta, los lleva el viento a cubrirse, los llama el viento donde le place; de los cobardes es el orbe y los valientes no encuentran compañeros y Yo me extinguiría si no fuera por... (Esta vez elegiste ser nube para que me olvide de la falta de Estrella; no, más hermosa no podrías ser, cuidando mi cordura). Deambulo acostado por un cuarto inmenso, el animal enjaulado recorre kilómetros tratando de entender, entender-se, entender-lo, entender-los... Me gritan en la cara los fantasmas de una tarde dulce que no es más que una ausencia –a cada segundo presente- que golpea pasadizos y tiembla el piso de mi cráneo sin retorno al correr de las horas muertas de querer más de ese degustar lo ajeno tan-tan propio aquella dulce tarde en que las agujas se doblaron para siempre y ahí quedó; alguien grita “Te Amo”, alguien rebota en eco todos los porqués y las preguntas y las letras que no van al caso de que estoy a cuerpo tomado por entero de todos los momentos en uno solo que marcan mi ahora, confuso voy en la prosa en el transitar por acá; soy Vos, soy ellas y ellos, soy todos y nada-nadie cuando pienso y pienso, vulgar me arrodillo de lo que seré y fui, y comenzamos el círculo otra vez. Otra vez. ¿Qué tan largo debe ser un texto para quedarme a vivir en él? Lo haría, juro que ya lo hubiera escrito si, (Sos hermosa de verte, si supieras cuanto, dentro de mí). Tranquilo –no tanto- espero sentirme siempre el más desubicado de la fiesta, porque ahí radica el secreto, el más fino de los saberes y el estar en el más justo de todos los momentos; en medio del escenario principal. Éste, mi-HOY, es Eterno...


Que hermosa que estás hoy caminando en mi, confusa y desubicada, cabeza. 



         #3libras.

http://www.youtube.com/watch?v=MgHCyvzQHeM                                                               

PLAN “Z”

Posted on 14:11 by Tres Libras | 0 comentarios

"Un pie en el tren
y otro en el andén, ardiendo..."
 



Contemplo el Sol... Está cayendo, se esconde cada vez más tras el roído paredón de mi patio, y mientras fumo (1...2...3...5...), la Luz, la Luz: sus dominantes se van tornando en lento, una lenta invasión, al sepia que lo satura todo. Triste Estrella, marcado está ya su camino a caer por la Luna; como cada día pasa, pasará. Calma asesina; creo reconocer las campanas que anuncian, que al igual que el astro, debo Partir, y comprendo en los (ahora) extraños rostros, su mirar de despedida ambigua; un alguien que se va, un "alguien más",... que se va. Acostumbrados al ocaso, no habrá manos en alto ni llantos, ni saludos: parte como todo-todo parte; pero, todo es parte del TODO -eso no es de su consciencia, solo que "todo parte", y así, de ameno, les va. La conveniencia del proceso de los ‘Ellos’ con el fluir de lo que no pueden evitar o entender; simplifican/siguen.

El miedo está en no saber si perderé recuerdo de aquel dulce mirarme; y su tacto, como ningún otro conocí. Ese Corazón me dolerá, únicamente, como Único...


Eterno. #3libras