FOR NO ONE

Posted on 21:27 by Tres Libras | 1 comentarios

"Dance with the dead in my dreams..."



Colecciono cadáveres. ¿Suena extraño? Extraño es que sean los que me mantienen con vida, pero en fin, no viene al caso... Lo único molesto de ellos es que son bastante pesados de llevar, y cuesta hacer lugar en la bolsa cuando encuentro alguno nuevo. La gente [común, los “otros”], primero se espanta, luego me dice que es un pasatiempo inútil, pero ya ni me molesto en retrucarles y sigo escalando la montaña mas plana del mundo [según ellos y su concepción del mundo...], esforzándome como si fuera alta, empinada, escabrosa, solo por amor, puro amor a lo particular... Suelo tener charlas largas e interesantes con mis muertos, todos tienen alguna historia de angustia que contar que nadie entiende o que nadie se molesta en escuchar; yo sí. Algunos creyeron haber llegado al mar y se quedaron dormidos en decorosa decepción, ahí, a orillas de un mentiroso río, otros, congelados de corazón por un recuerdo sublime [¡cuidado con lo sublime!] parecían estar esperándome cuando los recolecté. ¡Son tan agradecidos! No ven mi oscuro halo ni mis deformidades, no me juzgan, me hacen sentir en casa... Algo parecido a la “felicidad”... ¿Suena aún más extraño? Extraño es que nadie sepa leer entre líneas, esto es real, no estoy loco, pero sigue sin venir al caso...
Mis manos [de títere, pálidas, gélidas], alguna vez acariciaron, sintieron, dieron toques de vida a alguna vida, hoy son de mis criaturas adictas a lo intangible que no se dejan abrazar ni tocar, no lo creen necesario, ya renunciaron al mundo de las buenas sensaciones, y aunque se desviven [...a escondidas] por ello, son reticentes al afecto por doctrina, como velas que arden firmes en el altar de la desidia... ¡Que hermoso mimetismo que surge de nuestro entendimiento mutuo! Ahora yo tampoco me le acerco a la simpatía ajena, entreno arduamente para dejar de necesitarla y poco a poco me voy convirtiendo en otro muerto. Ellos están ahí para nadie y no esperan, la espera ya no los posee, tampoco la esperanza ni los buenos gestos. Lejos van de utopías y de envidias, y de tiempos y encuentros, y del cosmos y de todos y del miedo. Son tumbas del recuerdo, y con caprichosa memoria selectiva, solo guardan lo que es necesario para seguir muertos, y, nada más; fríos, nada más, bien fríos sin nada más para ninguno más; nada más por hacer ni decir. Nada más por hablar del tema, mientras sigo camino [el verano está cerca, pero me siento cada vez más helado...] con mi bolsa llena de amigos... ¿Extraño? Las “promesas” siempre me parecieron extrañas... pero nunca las eche en cara, algo me empuja a olvidarlas; a olvidar... ¿Les conté que colecciono cadáveres? #3libras



 












































H.R. Giger: Tarot XIII DEATH

Hi, how are you?

Posted on 23:36 by Tres Libras | 0 comentarios

"...bajo el burlón mirar de las estrellas
que con indiferencia hoy me ven volver..."



Sus pies se enredaban, no podían bailar adecuadamente, el ritmo, la frecuencia del sonido, el aroma de las notas y el ondular de los pasajes tonales, el color de las palabras, el estallido de los versos, un mundo imposible; en sueños todo era demasiado siempre, y las cuentas nunca dieron a favor en sus libros al amanecer, pero el corazón no se quería detener, sus pies se enredaban, bailaba, caía, bailaba... -¡que dejés de bailar!-¿Sos feliz?- Si.-respondió. Era más un deseo que una realidad, era más una puñalada que una pregunta, era más un muro que una orden... pero nadie había ahí, nadie que lanzara todo eso.

La electricidad previa a la lluvia, manos rozando su cuello, un abrazo por la espalda, piedras cayendo al lago, fuentes y cigarrillos caros: no podía sonreír, creía merecerlo aunque sus labios estaban sellados, creer, creer... -¡que dejes de creer!-¿Te hace feliz?-Claro que si.-contestó. Claro que era un espejo sincero, el duro consejo de un mejor amigo, una cuestión retórica, una rebeldía resultante, reflectante, una acción condicionada... pero nadie ocupaba el lugar, nadie propinaba palabra alguna, ni espejo ni amigo.

Octubre, simples miradas, antorchas que aumentan la fiebre, el viento sobre el pasto, divinas ausencias que se presentan al dictar del silencio que atraviesa las almas, una esquina, la luna recién nacida, la eterna espera de la perfección, los engaños que se benefician de la gigante inocencia de la ilusión; sábanas en cualquier lado un amanecer en cualquier lado, rodillas que chocan con rodillas, perderse en una nuca; imaginación... -¡que dejes de imaginar!-¿Te conforma?- Nunca me sentí más satisfecho.-insistió elevado. Una amante ausente dictaminando por carta, un divino conjunto de caracteres creando la interrogación exacta, el escupir de una boca caprichosa solucionando la variable... Sin papel, sin amante, solo frente a la nada, solo.

Un universo, más universo, y, luego, nuevamente ese universo, incontable variedad de galaxias, cuerpos celestes insignificantes, cuerpos de tierra que los completan, cuerpos animales que los recorren, una equis y estás ahí; creerse parte de algo, predestino, comunicar, un designio, una voz que lastima, una voz dulce y considerada, única y elegida de manera única; un ser especial, ser especial, SER... -¡que no intentes ser!-¿Lo crees posible?- YO SOY.-exclamó, casi como en un discurso y esperando el aplauso. Vacío acusador, vacío haciéndose ver, vacío pretencioso con altruismos de ser. Pero vacía está la noche; el vacío no se ve ni pretende.


El viaje vuelve a dejar letras, el viaje vuelve, no sería un viaje de no hacerlo; pero letras, volver en letras y más de lo mismo en cada sitio visitado, en vano intentando bailar. Llegar a más que 'extranjero', que me conozcan, que se tomen la molestia, y aunque mi cara no es menos rústica que mis verdades, y aunque mi voz no es menos horrenda que mis líneas, mi voz también puede amar, mi cara puede ofrecer ternura y paisajes de verano; me gustaría que me conozcas, me gustaría que me hubieras conocido, nunca me conociste a final de cuentas... y nunca se sintió tan solitario esto desde que he regresado.


Volvamos a empezar... -Hola, ¿quién sos y cómo estás?- 3libras.



El tiempo vuela

Posted on 12:18 by Tres Libras | 0 comentarios

Ella me dijo:
“-Si no te vas a reír,
al menos sonreí...
porque el tiempo vuela-“
[Porcupine Tree - 'Time Flies']




Como se vuela todo, que simple, que fácil que se vuela todo. Como para comenzar de nuevo, o como para morir en el silencio mientras el viento se lleva esa hoja que nos definía en parte y en parte no; ver como se vuelan algunas partes.

Temor de altura de edificios y melancolía de estación de tren, suspiros en largas filas de bancos y bocinazos y jardines y mamás con nenes de la mano, todo por despegar, todo en el pecho, todo a la vez. Que fácil... me senté una plaza pero ya no me acuerdo que día fue que se fue, me acuerdo el lugar, voy sin tiempo, puede haber sido ayer, desde acá puede haber sido nunca. Ahora estoy en un colectivo escuchando música y en una cama y camino con alguien de la mano y lloro mientras voy solo y me río de un chiste de un amigo mientras tomo un vaso de cerveza mientras alguien me espera en casa, mientras nadie me espera en casa y nadie contó ningún chiste y solo tomo agua. Va muy rápido como para acomodar las imágenes en el proyector. Como se vuela todo... vomito en el inodoro y en estas páginas y alguien me sostiene la cabeza y alguien me empuja en el patio del colegio hacia un montón de gomas y vomito en la madrugada y por la ventana veo la luna y solo está la luna a medio terminar entre unas nubes rosas, alguien me dice "todo va a estar bien" y me abraza, alguien me dice que “ya nada está bien” y da media vuelta y "nunca más" y alguien me regala un libro porque es el libro que siempre quise y alguien se lleva el mismo libro el día que nunca quise que se fuera. Esos ojos no son tuyos, te los presté pero tampoco eran míos, ya no sé de quien son estos ojos, ya no sé ni quiero saber ni ver.

Mientras asesino otro cigarrillo en el cenicero, un millón de promesas de amor se hacen por segundo y por cada uno de esos segundos alguien está apunto de clavar un cuchillo sin pensar en las consecuencias venideras y por cada uno de cada uno de esos segundos se hacen más promesas y se clavan más cuchillos, alguien derrama una lágrima por los viejos tiempos y algún viejo derrama su ultimo suspiro pensando en que tal vez se tendría que haber dado otra oportunidad aquel día; oportunidades perdidas por no darles la oportunidad... Que simple, apenas alcanzo a sentir el perfume y ya es otro perfume al amanecer, y estoy robando remedios a abuelitos de sus cajones llenos de pañuelos de tela y de papeles y de crucifijos y de cintas rojas para la envidia y sonrío mientras un dejo de sangre me cae por los oídos que es de los gritos de las voces que me dicen que esta vida ya no es vida mientras todo se va volando... A vos te veo sonreír también ¿Qué te gritan las voces? ¿Ya hiciste una nueva promesa? ¿Ya estás por clavar otro cuchillo? Como yo, como ellos, como todos, es lo que solemos hacer, sin alarmas que así funciona el juego y así lo permite el mazo y así son las cartas más o menos, tranquila que todos vamos flotando entre cuchillos y abrazos según el clima y los choques, pero no tanto porque los caminos se terminan por terminar, vida mía, puede ser un cuchillo o un abrazo, roguemos que nos mate el cuchillo de ser un cuchillo, todo pende de un hilo y la "bondad" del que lo clave. Como se vuela todo, que simple, que fácil que se vuela todo... una presencia puede cambiar una jornada que es lo que hace diferente a esta jornada de otras jornadas, que no hay ninguna presencia y es elecciones como las elecciones de ese pobre viejo, ajenas, propias, impropias, inapropiadas, apropiadas, con malicia boba o pensadas hasta el más mínimo detalle.

El colectivo se va y alguien encima está escuchando música y alguien se ríe del chiste de un amigo estando de copas y a alguien lo esperan en su casa y alguien vuelve solo caminando y llorando sabiendo que nadie lo espera... Mi hermana me trae del jardín de la mano, mi hermana ya no me habla, mi hermana me viste a la moda, mi hermana está en otro proyector para siempre o vive por siempre en mi memoria trayéndome de la mano y dejándome jugar entre sus amigas mientras se preparan para salir un sábado por la noche, un sábado como hoy (las jornadas y las presencias) que me ve escribiendo mientras miles aman o hacen que aman o parten rumbo al sueño que va a ser el último sueño al lado de alguien que aun lo abraza y el puñal bajo la almohada o duermen en el piso y no hay puñal porque le darán otra oportunidad a la oportunidad.

Como se vuela todo... mi película se proyecta (tengo miedo), alguien me abraza y me dice que "-Todo va a estar bien-". -por3libras-




Mar adentro

Posted on 20:27 by Tres Libras | 0 comentarios

Mar adentro, mar adentro,
y en la ingravidez del fondo
donde se cumplen los sueños,
se juntan dos voluntades
para cumplir un deseo.

Un beso enciende la vida
con un relámpago y un trueno,
y en una metamorfosis
mi cuerpo no es ya mi cuerpo;
es como penetrar al centro del universo:

El abrazo más pueril,
y el más puro de los besos,
hasta vernos reducidos
en un único deseo:

Tu mirada y mi mirada
como un eco repitiendo, sin palabras:
más adentro, más adentro,
hasta el más allá del todo
por la sangre y por los huesos.

Pero me despierto siempre
y siempre quiero estar muerto
para seguir con mi boca
enredada en tus cabellos.




RAMÓN SAMPEDRO




"DIÁLOGOS"

Posted on 1:23 by Tres Libras | 0 comentarios

Corto: "Palabras para iluminar el silencio"
Idea: Carlos Martinez
Año: 2005



Se espera que la lluvia pase./Se espera que los vientos lleguen.
Se espera./Se dice.
Por amor al silencio se dicen/miserables palabras.

Que me dejen con mi voz nueva./Desconocida.
No!... No me dejen.

Alejandra Pizarnik "Palabras" (fragmento)



"Diálogos"



—Ésa de negro que sonríe desde la pequeña ventana del tranvía se asemeja a Madame Lamort —dijo.

—No es posible, pues en París no hay tranvías. Además, ésa de negro del tranvía en nada se asemeja a Madame Lamort. Todo lo contrario: es Madame Lamort quien se asemeja a ésa de negro. Resumiendo: no sólo no hay tranvías en París sino que nunca en mi vida he visto a Madame Lamort, ni siquiera en retrato.

—Usted coincide conmigo —dijo— porque tampoco yo conozco a Madame Lamort.

—¿Quién es usted? Deberíamos presentarnos.

—Madame Lamort —dijo— ¿Y usted?

—Madame Lamort.

—Su nombre no deja de recordarme algo —dijo.

—Trate de recordar antes de que llegue el tranvía.

—Pero si acaba de decir que no hay tranvías en París —dijo.

—No los había cuando lo dije pero nunca se sabe qué va a pasar.

—Entonces esperémoslo puesto que estamos esperándolo —dijo.





ALEJANDRA PIZARNIK

Where I end and you Begin

Posted on 17:21 by Tres Libras | 0 comentarios

"Where I end and where you start
Where you, you left me alone
You left me alone"
-Radiohead-



En el más profundo océano, los páramos me ven caminar determinado. No me voy a quedar acá, ojalá pudiera. Me gustaría... No debería. La locura avanza, flota con vos ahí. ¡Dios!.... Por favor, contestame, convertime en un fantasma, tragame hasta el final. Iría hasta el final por vos, por vos. Caigo y todos creen que tuve la chance de dormir, esa chance que todos tienen. Soy tan extraño, pero temo como ellos, soy tan extraño, tan extraño... ¿Y dónde está? ¿Y donde esta el cielo prometido? A salvo, arriba... Y una botella, y una botella escapa, escapa de mi orilla llena de preguntas. ¿Me podés reconocer entre tantos miedos parecidos? Recolectame, quedatelo todo, porque vengo de las plegarias... Contestame, por favor... No sé si sos la mentira para que yo pueda salir y distraerme, ni el espíritu del alivio. Estás dedicándome todo, todo dedicado a vos, porque vos sos yo, y entonces es todo para vos.

Me ves igual a ellos y tengo miedo... Fuimos separados en ese profundo océano... arriba.... a salvo... a salvo de mí. Porque nos separó ese profundo océano, sin posibilidad de volver, arriba y a salvo... ¿Podés reconocerme entre todos? Llevame con vos, dedicamelo todo, todo a mí, todo a mi, completame de una vez, de una sola vez. Porque vi el fin, porque vi que hay algo fuera de mí, donde yo soy vos de nuevo... y existe el perdón por estas habitaciones vacías, horrorosas y llenas de gritos. Estoy montando un reloj sobre las nubes sin poder bajar, y te veo abandonarme y volver a empezar, y todo me deja solo, me deja solo... Veo los paisajes desde arriba, envidio los paisajes, quiero volar otra vez... bajar de lo alto por vos y ver el mar, aunque me arrastre el mar y me coma vivo, me coma vivo y me llene de mentira, y me llene de mentiras que me comen vivo, me comen vivo; soy la mentira, soy una mentira, soy como ellos y me devoro vivo... ¿Podrías reconocerme?

Recolectame, unime, saname, ahogame en esas profundas aguas, haceme un fantasma para dejar de consumirme. Me igualaste a ellos y tengo miedo, pero soy un extraño entre ellos y tengo mucho miedo, al igual que ellos temo porque ahora soy ellos sin que lo sepan; igual que ellos. ¿Me hubieras elegido estando de espaldas? Podrías tomar mi mano y podrías hacerme un favor y podrías aparecer para hacerme desaparecer, lo sé. Volvé y caé de nuevo, éste lugar es solo el inicio, la puerta antes de deslumbrarnos... Antes de vos y de mí, antes de todo lo dulce. Porque giramos y giramos ¡Porque giramos y giramos! Y yo solo pretendo que esto ruede bien fuera de eje.

En el más profundo océano, los paramos me ven guiarte por turnos; hace tiempo que pasó mi turno. Nada lava mis heridas ahí, nada las lava. Las locuras nos siguen, te siguen al irte lejos con determinación, y la zona de los espíritus me traga hasta terminar en vos. Quiero caer, todos tienen un fin en este juego de naipes, todos menos yo.
Las olas, quisiera ser una de ellas... o un pez, con las oportunidades de todos los peces; soy tan extraño, pero tan igual para vos... Me ahogo porque no soy ni ola ni pez... y el cielo que me prometiste está a salvo, arriba, lejos de mí, a salvo de mí. Ya tengo mi respuesta...


No sabrías diferenciarme del resto. –3libras-