Apuntes

Posted on 0:48 by Tres Libras | 0 comentarios

Bitácora desde el Asilo/3libras: Día #1059/Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina; julio, domingo 29, año 2012:

Mientras las luces de fiesta, vomita en soledad su almuerzo. El depredador que no depreda, mientras transcurre la caza, echa fuera todo lo que quedó de la última vez. Hace tiempo que no corre, está cansado; hace tiempo que descansa, sus ojos se cierran y no sabe el por qué. Vomita, expulsa, la pregunta, y siempre la pregunta por siempre será -quién es tu nueva víctima-; aunque ya no importa, no importe, -quién es tu nueva víctima-. La plebe de cabezas ardientes facilita el trabajo de lo injusto. Mientras titilan las luces, luces de fiesta, el parásito, anida en un nuevo idiota encandilado. Por siempre y para siempre; casi como una condena...: ¿Quién es tu nueva víctima?


////FIN DE LA ANOTACIÓN////


Dados Nocturnos

Posted on 0:58 by Tres Libras | 0 comentarios

Grita un cielo pero no se pregunta por qué,
como de su azul profundo cambia al rojo del amanecer.
Los afortunados se encuentran y escapan a la Luz de la aurora;
quedan pocos guerreros dignos individuales y sin lanzas en el pecho.
La imagen quieta duerme en ladrillos encima de un cráneo que no supo olvidar;
¿cómo del futuro ha de ser digno sin construir nuevos castillos?
Y el dragón sediento que espera mudo en la colina,
allá donde los sueños se suicidan de tanto en tanto contarse a sí mismos.
¿Qué nos depara la noche? -se cuestionan los cuervos
a sabiendas de conocerla perfectamente;
Ella es de sus hijos y Ellos son sus criaturas terribles y puras,
el silencio no corrompe su teatro de sombras de espantos a los plebes diurnos.
¿Qué del sol sin sus contrastes qué de la blanca mortaja sin un huésped?
Se vacían las salas, las calles, los pasillos del laberinto, los cuerpos.
Alguien se desnuda en la pluma de un loco en la lujuria de sus ojos,
y nadie puede creer que se fue quedando solo y triste el universo;
se expande su vacío sin limites porque quiere morir con honor,
empuja los días en su carnal deseo de sirenas perdidas por las costas;
es muy grande para amar, es muy pequeño su añoro que nadie considera.

Todo esto en el hueco del iris de un niño que no se sabe adulto,
aunque nunca pudo ser del pasto del juego de madres y pureza;
es de lo que el viento lleva, de lo que pocos conservan observan;
nunca fue domesticado, ¿cuánto queda en él de hilos para remontar?
Como el cielo no se pregunta el porqué'.
No es afortunado.
Como la imagen está quieto.
Sufre la sed del dragón y muere con los sueños en la colina.
Es una criatura pura de la noche, es el espanto del ser diurno,
el contraste del sol, el cuerpo bajo la mortaja,
la soledad de los refugios y el universo, la pluma degenerada del loco.
Muy grande para amar, muy pequeño para añorar.

Es tan Real...

En Mí,
que Soy.



#3libras


'Hunger Game'

Posted on 8:30 by Tres Libras | 0 comentarios

...la mitad imposible... y nada, nada de nada... Página 11: ...tenía tanto ‘clonazepam’ en el organismo, que, tranquilamente, podría haberme bajado del auto en pleno safari y caminar por entre la Sabana sin sentir ningún tipo de estupor; pero el inconsciente,... eso es otra cosa, eso me pone justo en medio de los animales y su rugir, ya no camino tan tranquilamente por África. Anhelos,... son más peligrosos que dormir en la jaula de los leones, todo consiste en: anhelos y hambre, dos efectos que por alguna extraña y remota causa, me son difíciles de controlar, de hacer correr en mi tic-tac, aunque pastillas, aunque lo que sea... 3libras



“¿Y qué si No?”

Posted on 20:45 by Tres Libras | 0 comentarios

Oníria' ante las ausencias
y el penar de extranjero.


Sueño las piezas encajar perfectamente, todo en dominó exacto, y al Sol, al Sol brillar para mí como en todos. Luego vuelvo, vuelvo a ríos, mares falsos, la extraña latitud de lo oscuro, días bañados de asedia, la sed, tardes de corazones discapacitados, y el suave marchar asesino de los transeúntes en sus males cotidianos; la sordera universal, y el ruido de mis mundos.

Sueño el encuentro de los huesos y, a la luz azul, el ritmo de las formas que se deforman y crean una nueva criatura ante la belleza de la noche en sombras que ilustran movimientos que el instinto empuja a lo sublime; sueño música nunca antes oída, ritmo de unión, sueño música que nunca antes. Pero el rayo me devuelve, los pasos se hacen lentos, ya nadie me contempla; todo opaco al canto desafinado de las sirenas, el olor a humo, el apuro, líneas desperdiciadas, mentes lisiadas; vergüenza que me aleja y me aleja al caer eléctrico.

Sueño que me enredo en un sillón, sueño que te vuelvo, sueño que camino de la mano de las nubes; los edificios se derriten en un elipsir cándido, ansiolítico; al llano ya es todo cielo y acelero sin miedo a obstáculos solo de encontrar más cielo; me pierdo al firmamento donde nadie inventó el juego de llorar; pero, ¿qué es el abandono? No hay qué, solo un-ir. Y regreso al tedio, y las contras superan los pros en la nebulosa de no saber que traen los días que se apagan sin más. El hueco en el pecho, el deseo de los muertos, la jaula y el pasto quemado de un invierno nuevo en soledad vieja y repetida por el camino viejo.

Cuento almas que se tiran por la terraza:...Una...dos... ...

Y Sueño... y


VUELVO.



3Libras.



Διώνυσος Diônysos

Posted on 20:50 by Tres Libras | 0 comentarios

Alejado de los excesos, Dioniso es nada. Se elevan los buitres, derrapan las hadas, su cuerpo se pudre: La rapiña está servida. Penan los locos, festejan los cuerdos, las ninfas se mudan de bosque. Su mirar, triste, contempla nubes tormentosas que ocultan los rayos de Sol que podrían secar sus heridas, no precipitan las alturas para limpiar su pelo revuelto de cisnes negros, solo cae una limosna de bruma que empuja la ceguera: El cielo también le ha dado la espalda. Sacerdotes, insignias, generales, sabios, eruditos, literatos, hombres y mujeres simples, animales, mar y montaña, dioses paganos, héroes, amazonas, vírgenes de dudosa limpidez, niegan haberlo conocido. Sin Éxtasis es nada, y ante el tiempo, la nada, nada cambia, solo desaparece en nada. Venido a la tierra se muere a pedazos, de a poco, lento-lento, por preferir un solo corazón al millón que guarda bajo su pecho en yagas. ¿Quién aprecia su sacrificio? ¿Quién graba en piedra su valiente rebeldía? Devenido a una oscura cueva, nadie podrá ver como se le caen uno a uno los dedos. Llora sangre verde, Dioniso, y su amor no llega; ya no puede blandir espada para defenderse de las sombras libertinas, llora, llora porque antes lo supieron disfrutar, ahora solo quieren torturarlo. Fantasmas hacen troqueles en su espalda con sus uñas, sus gritos revientan los tímpanos que solían disfrutar de los jadeos. Ha perdido su poder, no hay vino, marchitan las uvas que su mano toca; está maldito en capricho, inmóvil al punto suicida, las campanadas de una nueva era lo dejan detrás, lo reemplazan por no cumplir sus tareas. Una congregación de ratas, hijas de la peste, vela el perecer de la deidad enamorada de la Luna. Muere de hambre, muere de hambre. No se entiende, ¡hasta los lobos dejan de adorarla para alimentarse! Llora Dioniso, ya nada tiene de Lobo,... (Y Duda:) ¿Ni siquiera es real su luna? ... 3libras.


"Ciudad Loquero"

Posted on 16:33 by Tres Libras | 1 comentarios

Puede que no tenga fin,
puede que vaya hacia ningún lado.
Voy.
Enlace

[Continúa de acá]...El cartel es claro:


“No me olvides nunca
si tenés la intención de comenzar a recordarme.
BIENVENIDO SEAS.”


En óxido sucumbe, los arbustos como animales de carroña buscan su porción, pero aún puede ser leído; aunque, no hay quién para prestar atención a las señales. El firmamento en profundo verde respeta las profecías de una vieja canción, y la tierra hace su parte, plagándose de formas vivas extintas. Su FINAL, marca el comienzo de otro. La tormenta no cesó al cruzar la frontera, y cada gota cae como si realmente importara en su individualidad. Aún la busca, con sus botas mojadas aún la espera, porque cree, por diseño, en las promesas; es tonto de molde, no de elección. Los sonámbulos lo llaman, ha aprendido a ignorarlos, igual con dolor, tal vez es la plaga de la ilusión que hizo su parte; lo lastima hacer sordos esos gritos, -puede que...- Esperanza, apestosa Esperanza: ha perforado sus oídos, ha pinchado sus ojos y ahí está, rezagando sus pasos de todos modos con sus gérmenes de culpa. A tientas llega al centro, de espaldas y rodeado de cuervos, se eleva el monumento que apunta con su mano en dirección donde, te dije, siempre me hallarías. Cuan lejos estoy, cuan lejos he quedado.

Continúa marchando, hacia el lugar del acuerdo, respetando su deuda... 3libras.


Fotografía: Luis Emilio Crespo

Apuntes

Posted on 22:58 by Tres Libras | 0 comentarios

Bitácora desde el Asilo/3libras: Día #1032/Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina; julio, domingo 1, año 2012:

Y quiero ser escritor, y quiero ser humano.
Ambas cosas se disputan a años cósmicos de distancia de mí.

Tengo unas líneas, ni-siquiera son mías, que me empujan, me acompañan:

"un poema es una ciudad, un poema es una nación,
un poema es el mundo..."

Abulia, diagnosticó el especialista;
es que, -inútil- no combinaba con su corbata.


////FIN DE LA ANOTACIÓN////


Fotografía: Mauro Montagna