Volver

Posted on 19:50 by Tres Libras | 5 comentarios

"...febril la mirada
errante en las sombras
te busca y te nombra."


..."quisiera darte eso que tanto anhelás". y ahí,  hablando en imperativos, sin esa intención, significamos lo imposible, ya ponemos un obstáculo casi insondable; generamos lo antagónico. el lenguaje es un mundo de contradicciones: queriendo decir algo, en muchas oportunidades, decimos lo opuesto, se lee, se escucha al revés. meterse en esa jungla es peligroso, por eso, a veces me gustaría borrar mis textos..:


he vuelto. he vuelto como Sísifo, pero pensando, terco, que la roca esta vez quedará en la cima. como un hipócrita que le reza al dios aspirina que atiende, y sólo le recurre de ultimátum, en la sala de emergencias. como todos de vez en vez, la piedra quema en la mano de hasta el más agnóstico. como un cobarde, he vuelto.

he vuelto del borde del mundo, de cada mundo, el borde del solitario y floreciente universo, "es triste y no es triste" que una lágrima no le signifique nada, ríos podríamos crear en este instante: al ahogo, no podremos flotar, ¡no nos salvará! pero no lo dejaría hacerlo -el caos es justo.-; al borde de decirte que ya no llores, al borde de dejarlo a tu juicio, de obligarte, al borde de todas las posibilidades y la locura entre ellas, y tal vez... 
ni eso porque ¿quién soy?

he vuelto, este es un pueblo desbordado de comprensión, hordas de sabios tomando nota de sabios que toman nota de sabios y ninguno aún puede decirnos el "por qué"; desbordados falsos sabios y más de lo mismo. papel carbónico bajo un único día, cambian los obituarios y el diario no me conoce, no te conoce, no nos conoce, no frena, no le importamos; no, frena: desbordado y, ¿por qué? tan poco tiempo y al obituario, ahí le importaré y tan poco tiempo pero tantos "por qué"; me niego a preguntarte, tendrías que presentirlo, al borde de pensar que lo hiciste y por eso no te he podido encontrar más en ninguna esquina. he vuelto casi al final, desbordado de INcomprensión.

he vuelto con menos y más de lo que tenía, la bolsa se rompió en el camino pero también pude recolectar otras cosas. lejos, al fondo de un frasco descansaba la tranquilidad sustentosa, como al fondo de cada plano al que escupía letras; ahora la Isla sobre la que poso mis pies, es distinta. he vuelto al fondo de mí, y ahí, en el fondo, algo no funciona bien, algo no funciona bien en el fondo de toda cosa si buscamos insidiosos; cuando se planta la imperfección (mínima) no podemos dejar de verla tapando ese otro fondo que, es, tan, pero tan, bello: en el fondo nos gusta, de orgullosos, tapar lo que (creemos) brilla más que nosotros. nos gusta estar al fondo manchando. con buenas intenciones destruimos; en el fondo somos destructores por naturaleza, ¿y qué?... no veo a nadie sorprendido de ello.

un cobarde ha vuelto, simplemente ha vuelto: era un cobarde buscando respuestas. he vuelto, puede que por el vértigo y un tanto menos por lo atinado (no lo sé). poco ha cambiado más que ya no ejecuto el Ritual como siempre; no es carnal este asunto, no es una fuerza de la naturaleza, no es una tormenta (im)Perfecta, es cálculo: he vuelto para calcular cuánto más podré seguir con esto que estoy forzando a salir con cálculos. he vuelto, he sido un hipócrita, he estado al borde, al fondo destruyendo con buenas intenciones, en el hueco sustentoso escupiendo palabras y pastillas. he vuelto,... ¿he vuelto?


quizás nunca nadie se va del todo, quizás todos están acá conmigo; quizás no, porque nada vuelve igual. a esta altura, lejano, viejo, algo ciego, quizás ya no importe de dónde o cómo es ese Volver; simplemente es volver, y, a pesar de, con la fuerza de mi irreversible indómito: si, he vuelto. #3libras.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Volver... Es recrear un trayecto por el cual ya fuimos. Para que volvemos sería el motivo? O acaso lo será el libre albedrío... Que nos permitimos consumar hasta el cansancio y cuando sale mal le echamos la culpa de nuestro porque volvimos... En este caso, hablando de volver.
Enloquece el poder elegir. Nos da derecho a un sin fin de exabruptos y a su respectiva defensa.
Nos quema la sombra de nuestros propios pasos? Nos intriga la posibilidad de descubrirnos a nosotros mismos en el pasado haciendo ese recorrido que ahora volvemos?
Volvemos porque en es paramo del cual nos fuimos nos necesita... Lo necesitamos. Estamos comodos. Somos lo que actuamos. Bienvenido de vuelta 3libras. (Mati Borghi)

Tres Libras dijo...

*Hola Matías*, y gracias por comentar, pocos lo hacen, también pocos se dedican a leer con (y valga la redundancia) dedicación, o, y vamos a lo mínimo, leer al menos! jajajaja pero vayamos a lo nuestro, el análisis del análisis (? siempre estamos volviendo, sea por el "free will" o terquedad o necesidad, pero no deja de ser lo mismo ¿quién sabe de cuál manera realmente?; lo que si, es que nunca volvemos igual, aunque 5min después, ya no es igual, esa "actuación" se va modificando de a mínimo, llegando a lo agudo y máximo con cada segundo: algo distinto hay, en nosotros o en ese sitio que nos ve quizás con cara de "oootra vez!" desespera realmente, pero los cambios son inevitables, como lo son las excusas, las justificaciones: el juego, ese que no podemos dejar de jugar, por más que analicemos y analicemos, ¡ponete los cortos y jugá! no nos queda otra... yo siempre vuelvo acá, la puta zona de confort, como decía bukowski "en lo que yo escribo, soy el puto héroe y tengo siempre la razón, escribí vos y vas a poder serlo también; no va a haber quejas de mi parte." -era un viejo loco, pero siempre fue postero... RESUMEN: ES EL MISMO LUGAR, SOY EL MISMO, EL LUGAR CAMBIO, HE CAMBIADO, ENTONCES NADA ES LO MISMO Y A LA VEZ SI. *un gran abrazo, amigo mío*

Ren Solleiro dijo...

Amo ese tango tristísimo en el que uno se da cuenta de lo que pesa el destino de la vuelta. Como lo dices, siempre hay dos: volver a lo de uno, a la vida olvidada, a lo que se era; y otra, volver despacito, como una traición a si mismo. Me gusta tu prosa desordenada, contradictoria, fuerte y real. Me gusta saber que escribir sigue siendo uno de los ejercicios mas humanos que existen. Ya te sigo. Salud.

Unknown dijo...

Todo depende del lector y de como parafrasea tu escrito...el como cada una de tus letras van dejando de ser tuyas y se convierten de otros. Un gusto leerte.

Tres Libras dijo...

@Ren Solleiro: ante todo, muchísimas gracias, porque la idea es el intercambio, el enriquecerse con diferentes opiniones; por más que el pequeño blog se llame "paginas para nadie", siendo buenos entre nosotros, flotando en la web, su objetivo lejos está del no llegar a "nadie". el título está tomado de un diario (un cuaderno) en el que escribía de muy chico, me pareció en su momento un buen homenaje a ese amigo que me leía (a veces las paginas en blanco nos comprenden mejor que los otros) ese recipiente en el que podía volcar los dolores y las felicidades, y que me sirvió de practica.

acá, en este escrito en particular, estoy volviendo, un poco como en todo lo que relata y sus contradicciones (mis 'formas' son procesos mentales, y ¿qué proceso de ese tipo no es caótico? trato de ser fiel a eso y no corregir, es "casi sin mirar"), también en tus dichos, un poco como todo Ser, como un cobarde y con cierta valentía (por qué no) de reconocer que lo sigo necesitando, que no puedo estar sin (ya en este futuro) teclear; el prólogo al costado "cartas en llamas", afirma que dejaría de hacerlo al llegar al otro lado, pero la escritura es un vacío difícil de llenar, no tiene igual, y de esta carilla nueva del espejo, sigue siendo una urgencia interna; ¿un traidor? puede que lo sugiera también, que traiciona sus propias palabras, con más palabras (jajajajaja).

como bien dice otro comentario, lo demás es de cada quien, y de los quienes que lean y su bailar por las líneas (por eso aclaro poco las interpretaciones), es la magia del asunto y lo que siempre intento, no ser personalista' y que otras Almas puedan encontrar refugio o un reflejo de espacios temporales: IDENTIFICACIÓN.

agradezco cada uno de los comentarios y las lecturas con consciencia. somos más que unos cuantos, el tema es que estamos desparramados uno muy lejos del otro, pero nos terminamos juntando. un placer leer sus devoluciones.

PDT: ese tango es maravilloso. SALUDOS!